Ir a contenido
Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025 Compra Ahora y Paga en 2025
Estilos de camas

Estilos de camas

Los mejores estilos de camas para tu dormitorio

Elegir la cama adecuada para tu dormitorio puede transformar completamente la estética y la funcionalidad de tu espacio. Existen numerosos estilos de camas, cada uno con características únicas que se adaptan a diferentes necesidades. En este artículo conocerás algunos de los más representativos del buen gusto y elegancia.


Camas según su tamaño

Cama doble o cama full

Conocida también como cama matrimonial o cama full, su tamaño estándar ofrece suficiente espacio para dos personas, proporcionando comodidad y un sueño reparador sin ocupar tanto espacio como una cama queen o king. 


Este tipo de cama es perfecto para habitaciones de tamaño medio, donde se busca un equilibrio entre confort y aprovechamiento del espacio.


Desde estructuras de madera clásica que aportan calidez y un toque rústico, hasta diseños modernos de metal que ofrecen un aire contemporáneo y minimalista, las opciones son prácticamente infinitas, y lo mejor de todo es que muchas vienen con opciones de almacenamiento debajo del colchón.


Otro aspecto destacado de la cama doble es su capacidad para adaptarse a cualquier etapa de la vida. Es adecuada tanto para jóvenes adultos que buscan su primera cama grande, como para parejas que desean un espacio de descanso compartido sin necesidad de un colchón más grande.


Cama nido

La cama nido es una opción versátil y práctica para espacios que requieren optimización. Consiste en una estructura principal con una segunda cama debajo, que se desliza o se levanta según la configuración específica del diseño. 


Además de su función principal como cama para dormir, la parte inferior de la cama nido puede servir como almacenamiento adicional o como un espacio para dormir ocasional que se guarda fácilmente cuando no está en uso. 


Su diseño también ofrece una solución práctica para alojar invitados de manera cómoda sin comprometer el espacio habitual de la habitación.


Cama Queen

La cama Queen es un ícono de comodidad y estilo en el mobiliario de dormitorio moderno, situándose en un punto ideal para personas que buscan un amplio espacio para dormir sin comprometer demasiado espacio en la habitación.

 


Además de su tamaño cómodo, también ofrecen características adicionales como cabeceros integrados, almacenamiento bajo la cama o sistemas ajustables que mejoran la experiencia de sueño y la funcionalidad del espacio. 


La versatilidad y confort hacen de la cama Queen una opción popular y práctica para recámaras principales y espacios de invitados por igual, combinando elegancia y funcionalidad en un solo mueble.


Cama king

La cama King es la epítome de lujo y confort en el mundo de los dormitorios. Con dimensiones amplias que ofrecen espacio adicional para dormir, es ideal para parejas que prefieren tener más espacio individual durante la noche o para personas que simplemente disfrutan de la amplitud para estirarse y relajarse. 


Por lo general, están equipadas con cabeceros decorativos que añaden un toque de estilo y funcionalidad, a menudo integrando características como almacenamiento adicional o sistemas de iluminación. 


La cama King es una declaración de elegancia entre los diferentes estilos de camas por derecho propio, transformando cualquier dormitorio en un santuario de descanso y elegancia.


Camas según su material

Cama con dosel

La cama con dosel es sinónimo de elegancia y lujo, se caracteriza por sus cuatro postes altos en cada esquina que sostienen un marco superior, permitiendo colgar cortinas o telas decorativas. 


Lo que hacen las cortinas es añadir un toque estético y proporcionar una sensación de privacidad y aislamiento, creando un refugio acogedor y personal dentro del dormitorio. 


Las camas con dosel vienen en una variedad de diseños, desde los clásicos de madera tallada hasta los modernos de metal minimalista, adaptándose a diferentes gustos y estilos decorativos.


Es un estilo de cama que también permite una gran flexibilidad en la decoración, ya que las cortinas y los adornos pueden cambiarse fácilmente para actualizar el aspecto del dormitorio según la temporada o las tendencias de diseño.


Cama tapizada

Este estilo de cama se caracteriza por su cabecero y, en algunos casos, su base, revestidos en tela o cuero, ofreciendo una superficie suave y acolchada que invita al descanso y la relajación.


Las camas tapizadas están disponibles en una amplia gama de colores, tejidos y diseños, lo cual hace que se adapte fácilmente a diferentes estilos de decoración, ya sea un dormitorio tradicional, contemporáneo o ecléctico.


Más allá de su apariencia, también ofrecen ventajas prácticas. La tapicería ayuda a proteger la estructura de la cama, extendiendo su durabilidad y manteniendo su apariencia nueva durante más tiempo.


Cama de madera maciza

Fabricada completamente con madera natural, este estilo de cama ofrece una sensación de calidez y calidad artesanal que puede transformar cualquier dormitorio en un espacio acogedor y elegante. 


La madera maciza puede variar desde especies más comunes como la madera de roble y el pino hasta opciones más exóticas como la caoba o el cerezo, cada una con sus propias características de color y grano que añaden un toque único a la habitación. 


Además de su atractivo estético, hay que destacar la robustez de la madera, la cual garantiza una larga vida útil y una resistencia superior, convirtiéndola en una inversión que perdura en el tiempo.


Camas según su estilo y función

Cama plataforma

Este estilo de cama se caracteriza por su base sólida y baja, que elimina la necesidad de un somier, ofreciendo una apariencia minimalista y moderna. 


La cama suele estar construida con materiales duraderos como madera, metal o una combinación de ambos, proporcionando una estructura robusta y estable para el colchón, muchas de ellas incorporando características adicionales, como cajones de almacenamiento integrados o estantes laterales.


El diseño bajo de la cama plataforma no solo aporta un aspecto estilizado y aerodinámico al dormitorio, sino que también crea una sensación de mayor amplitud y aireación, especialmente en espacios más reducidos. 


Esta cama se adapta bien a una variedad de gustos de decoración, desde lo industrial y escandinavo hasta lo bohemio y ecléctico, ofreciendo una versatilidad estética considerable.


Cama con almacenamiento integrado

La cama de almacenamiento está diseñada con compartimentos integrados en su estructura, como cajones, estantes o incluso compartimientos ocultos, ofreciendo un lugar conveniente para guardar ropa de cama, ropa, zapatos y otros artículos personales. 


Muchas de estas camas cuentan con sistemas de fácil acceso, como cajones con deslizamiento suave o mecanismos hidráulicos para levantar el colchón, lo que facilita el uso diario del espacio de almacenamiento.


Ideal para apartamentos pequeños, habitaciones infantiles o cualquier espacio donde el almacenamiento adicional sea una necesidad.


Cama flotante

La cama flotante se caracteriza por estar suspendida del suelo, a menudo mediante soportes invisibles o patas delgadas que apenas se notan, creando un efecto visual único y que puede hacer que el espacio parezca más amplio y aireado al eliminar la necesidad de una estructura pesada en el suelo. 


Además de su estética distintiva, incorporan características ergonómicas y tecnológicas como sistemas de iluminación integrados, almacenamiento oculto o controles de temperatura, mejorando tanto la funcionalidad como el confort del dormitorio. 


De entre los estilos de camas, esta opción es ideal para aquellos que buscan una fusión de diseño contemporáneo y funcionalidad avanzada, creando un ambiente sofisticado y vanguardista en cualquier espacio habitable.

Artículo anterior Decoración de sala con muebles negros
Artículo siguiente Diseños camas para niños modernas